Saltar al contenido

Versículo de la biblia El gozo del señor es mi fortaleza

Comenzamos leyendo este interesante versículo de la biblia con una frase muy bonita que es “el gozo del señor es mi fortaleza” esta puede variar dependiendo de la versión de la biblia que estemos leyendo casi siempre es Dios, Jehová o Señor.

Nehemías 8:10

Luego Nehemías añadió: Ya pueden irse. Coman bien, tomen bebidas dulces y compartan su comida con quienes no tengan nada, porque este día ha sido consagrado a nuestro Señor. No estén tristes, pues el gozo del Señor es nuestra fortaleza. (NVI)

El gozo de dios es mi fortaleza – Versículo de la biblia Nueva Versión Internacional

Este maravilloso versículo de la biblia nos habla sobre aquel día que es consagrado a Dios, que el gozo de Dios es una fuerza y no una tristeza, también dice que disfruten de él ayudando a los que no tienen.

En la siguiente parte podemos leer:

Nehemías 8:11-12

11.También los levitas tranquilizaban a todo el pueblo. Les decían: ¡Tranquilos! ¡No estén tristes, que este es un día santo!

12.Así que todo el pueblo se fue a comer y beber y compartir su comida, felices de haber comprendido lo que se les había enseñado. (NVI)

Interpretación:

  • Como vemos se habla en un contexto en que estaban aprendiendo la palabra de Dios. Incluso en versículos anteriores a él, se menciona como estos tenían una reunión de aprendizaje de la palabra.
  • Podemos interpretar que: El señor se siente feliz cuando se está buscando y aprendiendo de la palabra, por tanto, ese no es momento para estar tristes, sino mas bien para saber que tenemos su fortaleza en nosotros.

Nehemías 8:8

Ellos leían con claridad el libro de la ley de Dios y lo interpretaban de modo que se comprendiera su lectura. (NVI)

Para nosotros estas palabras son una fuerza para momentos en que podamos necesitarlo ya que en la vida diaria se pueden presentar muchas situaciones difíciles en las que necesitemos la fortaleza de Dios en nuestro carácter, así también es una invitación a seguir aprendiendo más de la palabra ya que esto hace feliz al Señor.