Saltar al contenido

Versículos de la biblia para sanar el corazón

Con el tiempo muchas cosas que vivimos pueden hacer que nuestro corazón se quiebre, esa sensación es muy dura tenerla porque te causa desesperanza, no te sientas triste pídele fuerzas al Señor para sanarlo, el meditar en los versículos de la palabra de Dios puede ayudarte a encontrar consuelo, con el tiempo tu corazón va a sanar porque Dios quiere que tu te encuentres bien que puedas amar y ser amado con todo tu corazón.

Salmos 46:1-2

1.Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en todos los problemas.

2.Por eso no tenemos ningún temor. Aunque la tierra se estremezca, y los montes se hundan en el fondo del mar

Salmos 147:3

El Señor reanima a los descorazonados, y sana sus heridas.

Versículos bíblicos para sanar el corazón extraídos de la biblia Reina Valera Contemporánea (RVC).

Jeremías 29:11

Sólo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza. Palabra del Señor.

Filipenses 4:6-7

6.No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias,

7.y que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Salmos 71:20

Me has hecho ver muchas angustias y males, pero volverás a darme vida, volverás a levantarme de los abismos de la tierra

Apocalipsis 21:4

Dios enjugará las lágrimas de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni más llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas habrán dejado de existir.

2 Corintios 4:8-10

8.que estamos atribulados en todo, pero no angustiados en apuros, pero no desesperados

9.perseguidos, pero no desamparados, derribados, pero no destruidos

10.siempre llevamos en el cuerpo, y por todas partes, la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nosotros.

Mateo 11:28

Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar.

Juan 14:27

La paz les dejo, mi paz les doy, yo no la doy como el mundo la da. No dejen que su corazón se turbe y tenga miedo.

Romanos 8:28

Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo a su propósito.

Isaías 43:18

Ya no se acuerden de las cosas pasadas no hagan memoria de las cosas antiguas.

Salmos 34:18

Cercano está el Señor para salvar a los que tienen roto el corazón y el espíritu.

Versículos para sanar el corazón roto y herido

Hebreos 13:6

Así que podemos decir con toda confianza: El Señor es quien me ayuda, no temeré lo que pueda hacerme el hombre.

Proverbios 14:13-14

13.Hasta de reírse duele el corazón, a veces la alegría acaba en congoja.

14.El corazón necio se harta de sus caminos, pero el hombre de bien va feliz por los suyos.

Proverbios 3:5-6

5.Confía en el Señor de todo corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.

6.Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus sendas.

Salmos 73: 26

Aunque mi cuerpo y mi corazón desfallecen, tú, Dios mío, eres la roca de mi corazón, ¡eres la herencia que para siempre me ha tocado!

1 Corintios 13:7

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Lamentaciones 3:22

Por la misericordia del Señor no hemos sido consumidos, ¡nunca su misericordia se ha agotado!

Juan 16:33

Estas cosas les he hablado para que en mí tengan paz. En el mundo tendrán aflicción pero confíen, yo he vencido al mundo.

Isaías 61:1

El espíritu de Dios el Señor está sobre mí. Sí, el Señor me ha ungido me ha enviado a proclamar buenas noticias a los afligidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a anunciar libertad a los cautivos, y liberación a los prisioneros;

Isaías 30:26

El día que el Señor ponga una venda en la herida de su pueblo, y cure la llaga que le causó, la luz de la luna alumbrará como la luz del sol, y la luz del sol alumbrará siete veces más, como la luz de siete días.

Salmos 62:8

Pueblos todos, ¡confíen siempre en Dios! ¡Vacíen delante de él su corazón! ¡Dios es nuestro refugio!

Salmos 34:19

El justo pasa por muchas aflicciones, pero el Señor lo libra de todas ellas.

1 Pedro 5:7

Descarguen en él todas sus angustias, porque él tiene cuidado de ustedes.

Ezequiel 36:26

Les daré un corazón nuevo, y pondré en ustedes un espíritu nuevo les quitaré el corazón de piedra que ahora tienen, y les daré un corazón sensible.