Saltar al contenido

Versículos de la biblia sobre el diezmo en el nuevo testamento

Dar es bueno, es una bendición tanto para el que recibe como para el que da, la biblia se organiza en dos partes: el nuevo testamento y el antiguo, en esta ocasión hemos recopilado versículos de la biblia que hablan sobre el diezmo en específico los que se encuentran en el nuevo testamento. Como no se menciona mucho el diezmo en el nuevo testamento, hay varios que nos hablan sobre el dar y el compartir.

2 Corintios 9:7

Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.

Versículos de la biblia sobre el diezmo en el nuevo testamento de la Nueva versión Internacional (NVI)

Lucas 21:1-4

1.Jesús se detuvo a observar y vio a los ricos que echaban sus ofrendas en las alcancías del templo.

2.también vio a una viuda pobre que echaba dos moneditas de poco valor

3.Les aseguro dijo: que esta viuda pobre ha echado más que todos los demás.

4.todos ellos dieron sus ofrendas de lo que les sobraba, pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía para su sustento.

Mateo 23:23

¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello.

Lucas 18:12

Ayuno dos veces a la semana y doy la décima parte de todo lo que recibo

Hechos 20:35

Con mi ejemplo les he mostrado que es preciso trabajar duro para ayudar a los necesitados, recordando las palabras del Señor Jesús: “Hay más dicha en dar que en recibir”

Lucas 11:42

Ay de ustedes, ¡fariseos!, que dan la décima parte de la menta, de la ruda y de toda clase de legumbres, pero descuidan la justicia y el amor de Dios. Debían haber practicado esto, sin dejar de hacer aquello.

1 Timoteo 5:8

El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.

Hebreos 7:5

Ahora bien, los descendientes de Leví que reciben el sacerdocio tienen, por ley, el mandato de cobrar los diezmos del pueblo, es decir, de sus hermanos, aunque estos también son descendientes de Abraham.

Mateo 6:1-4

1.Cuídense de no hacer sus obras de justicia delante de la gente para llamar la atención. Si actúan así, su Padre que está en el cielo no les dará ninguna recompensa.

2.Por eso, cuando des a los necesitados, no lo anuncies al son de trompeta, como lo hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente les rinda homenaje. Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa.

3.Más bien, cuando des a los necesitados, que no se entere tu mano izquierda de lo que hace la derecha,

4.para que tu limosna sea en secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

1 Corintios 16:2

El primer día de la semana, cada uno de ustedes aparte y guarde algún dinero conforme a sus ingresos, para que no se tengan que hacer colectas cuando yo vaya.

Hebreos 7:1-2

1.Este Melquisedec, rey de Salén y sacerdote del Dios Altísimo, salió al encuentro de Abraham, que regresaba de derrotar a los reyes, y lo bendijo.

2.Abraham, a su vez, le dio la décima parte de todo. El nombre Melquisedec significa, en primer lugar, rey de justicia y, además, rey de Salén, esto es, rey de paz.

Lucas 6:38

Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes

Hechos 2:44-47

44.Todos los creyentes estaban juntos y tenían todo en común:

45.vendían sus propiedades y posesiones, y compartían sus bienes entre sí según la necesidad de cada uno.

46.No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad,

47.alabando a Dios y disfrutando de la estimación general del pueblo. Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos.

Mateo 6:24

Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.

2 Corintios 8:1-7

1.Ahora, hermanos, queremos que se enteren de la gracia que Dios les ha dado a las iglesias de Macedonia.

2.En medio de las pruebas más difíciles, su desbordante alegría y su extrema pobreza abundaron en rica generosidad.

3.Soy testigo de que dieron espontáneamente tanto como podían, y aún más de lo que podían,

4.rogándonos con insistencia que les concediéramos el privilegio de tomar parte en esta ayuda para los santos.

5.Incluso hicieron más de lo que esperábamos, ya que se entregaron a sí mismos, primeramente, al Señor y después a nosotros, conforme a la voluntad de Dios.

6.De modo que rogamos a Tito que llevara a feliz término esta obra de gracia entre ustedes, puesto que ya la había comenzado.

7. Pero ustedes, así como sobresalen en todo en fe, en palabras, en conocimiento, en dedicación y en su amor hacia nosotros, procuren también sobresalir en esta gracia de dar.