Saltar al contenido

Versículos de la biblia sobre la guía del espíritu santo

El Espíritu Santo es un revelador y maestro que transmite información a nuestros espíritus con mucha más certeza de la que es posible por nuestros sentidos naturales. Él puede guiarnos en hacía buenas decisiones. Hay versículos sobre la guía del espíritu santo en la biblia que nos hablan sobre como este es una guía para una mejor conexión con Dios.

Romanos 8:14

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.

Versiculos guia del espiritu santo Romanos 8 14
Versículos bíblicos sobre la guía del espíritu santo – Nueva Versión Internacional

Gálatas 5:25

Si el Espíritu nos da vida, andemos guiados por el Espíritu.

Gálatas 5:18

Pero, si los guía el Espíritu, no están bajo la ley.

Hechos 1:8

Pero, cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

Romanos 8:11

Y, si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que levantó a Cristo de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales por medio de su Espíritu, que vive en ustedes.

Isaías 63:11-14

11 Como un pastor que cuida su rebaño, recoge los corderos en sus brazos; los lleva junto a su pecho, y guía con cuidado a las recién paridas.

12 ¿Quién ha medido las aguas con la palma de su mano, y abarcado entre sus dedos la extensión de los cielos? ¿Quién metió en una medida el polvo de la tierra?  ¿Quién pesó en una balanza las montañas y los cerros?

13 ¿Quién puede medir el alcance del espíritu del Señor, o quién puede servirle de consejero?

14 ¿A quién consultó el Señor para ilustrarse, y quién le enseñó el camino de la justicia? ¿Quién le impartió conocimiento o le hizo conocer la senda de la inteligencia?

Interpretación: En efecto, Él espíritu santo nos ayuda y consuela cuando lo necesitamos. También se nos dice que el Espíritu de Dios guía o conduce a los creyentes a la verdad de Dios. Siendo así como un pastor que cuidado de su rebaño.

1 Reyes 18:12

¡Qué sé yo a dónde lo va a llevar el Espíritu del Señor cuando nos separemos! Si voy y le digo a Acab que usted está aquí, y luego él no lo encuentra, ¡me matará! Tenga usted en cuenta que yo, su servidor, he sido fiel al Señor desde mi juventud.

Salmos 139:7-10

7 ¿A dónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿A dónde podría huir de tu presencia?

8 Si subiera al cielo, allí estás tú; si tendiera mi lecho en el fondo del abismo, también estás allí.

9 Si me elevara sobre las alas del alba, o me estableciera en los extremos del mar

10 aun allí tu mano me guiaría, ¡me sostendría tu mano derecha!

Lucas 4:1

Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y fue llevado por el Espíritu al desierto.

Mateo 4:1

Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que el diablo lo sometiera a tentación.

Marcos 1:12

En seguida el Espíritu lo impulsó a ir al desierto,

Hechos 10:37-38

37 Ustedes conocen este mensaje que se difundió por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan.

38 Me refiero a Jesús de Nazaret: cómo lo ungió Dios con el Espíritu Santo y con poder, y cómo anduvo haciendo el bien y sanando a todos los que estaban oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Hechos 13:2

Mientras ayunaban y participaban en el culto al Señor, el Espíritu Santo dijo: «Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado».

Hechos 15:28

Nos pareció bien al Espíritu Santo y a nosotros no imponerles a ustedes ninguna carga aparte de los siguientes requisitos:

Isaías 59:21

»En cuanto a mí —dice el Señor,  este es mi pacto con ellos: Mi Espíritu que está sobre ti, y mis palabras que he puesto en tus labios, no se apartarán más de ti, ni de tus hijos ni de sus descendientes, desde ahora y para siempre   —dice el Señor.

Romanos 8:26-27

26 sí mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras.

27 Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los creyentes conforme a la voluntad de Dios.     

1 Corintios 12:7-11

7 A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás.

8 A unos Dios les da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otros, por el mismo Espíritu, palabra de conocimiento;

9 a otros, fe por medio del mismo Espíritu; a otros, y por ese mismo Espíritu, dones para sanar enfermos;

10 a otros, poderes milagrosos; a otros, profecía; a otros, el discernir espíritus; a otros, el hablar en diversas lenguas; y a otros, el interpretar lenguas.

11 Todo esto lo hace un mismo y único Espíritu, quien reparte a cada uno según él lo determina.

Marcos 13:11

Y, cuando los arresten y los sometan a juicio, no se preocupen de antemano por lo que van a decir. Solo declaren lo que se les dé a decir en ese momento, porque no serán ustedes los que hablen, sino el Espíritu Santo.

Mateo 10:19-20

19 Pero, cuando los arresten, no se preocupen por lo que van a decir o cómo van a decirlo. En ese momento se les dará lo que han de decir,

20 porque no serán ustedes los que hablen, sino que el Espíritu de su Padre hablará por medio de ustedes.

Lucas 12:11-12

11 »Cuando los hagan comparecer ante las sinagogas, los gobernantes y las autoridades, no se preocupen de cómo van a defenderse o de qué van a decir,

12 porque en ese momento el Espíritu Santo les enseñará lo que deben responder».

Hechos 8:29

El Espíritu le dijo a Felipe: «Acércate y júntate a ese carro».

1 Corintios 2:13

Esto es precisamente de lo que hablamos, no con las palabras que enseña la sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, de modo que expresamos verdades espirituales en términos espirituales.[a]

Hechos 16:6-7

6 Atravesaron la región de Frigia y Galacia, ya que el Espíritu Santo les había impedido que predicaran la palabra en la provincia de Asia.

7 Cuando llegaron cerca de Misia, intentaron pasar a Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió.

Hechos 20:22

Y ahora tengan en cuenta que voy a Jerusalén obligado por el Espíritu, sin saber lo que allí me espera.

Juan 16:13

Pero, cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que dirá solo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir.